martes, 12 de abril de 2011

SOBRE GIGAFOTOS, GAROTAS DE IPANEMA Y RETINAS SINTÉTICAS

La Cidade Maravillosa y su paradisíaco entorno






Pedro Sander





Con 152 gigapíxeles, la panorámica completa





En la gigafotografía de Rio de Janeiro, desde el Pan de

Azúcar, se aprecian detalles que todos quieren ver





(clic en todas las imágenes para ampliar)



En noviembre pasado estuve en Río de Janeiro. Allí quedé extasiado admirando uno de los parajes, deslumbrantes de belleza, más fascinantes de la Tierra. Me refiero a una escultura monumental, llamada “Cristo Redentor”, y su paradisíaco entorno. Ambos, en un impecable maridaje, la obra maestra del hombre y la joya forjada por los poderes de la Naturaleza, forman parte de una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo. Por algo será.

Desde la cima del cerro del Corcovado la visión del paisaje es indescriptible. Al pie del Cristo Redentor, se abre la Cidade Maravillosa, su bahía incomparable, su exuberante floresta, sus espectaculares colinas y sus playas ya legendarias, tan lindas y llenas de gracia como la garota de Ipanema (“Olha que coisa mais linda, mais cheia de graça…”).

Pedro Sander, un investigador de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, ha fotografiado esas vistas de ensueño, pero no como un turista más. Lo ha hecho provisto de una cámara digital dotada del sistema Gigapan (ver www.gigapan.org), la tecnología fotográfica de moda. Él y sus colegas del grupo Río-HK han conseguido obtener la segunda foto digital de mayor resolución realizada hasta la fecha (solo e superada por una panorámica de la ciudad de Sahghai, de 272 gigapíxeles, sobre la que ya informábamos en este mismo blog hace unos días). Las imágenes panorámicas de Río fueron captadas desde el Corcovado y el Pan de Azúcar.

La panorámica de Río desde el Pan de Azúcar tiene una resolución (el detalle o calidad visual) de 152,4 gigapixeles, es decir, es un “monstruo” de fotografía de 871.708 x 174.838 pixeles. Está compuesta por 12.238 instantáneas individuales diferentes que fueron registradas por un dispositivo robotizado durante casi cinco horas. A través de un software GigaPan, en ocho días de trabajo, se consiguió unirlas todas en una sola imagen panorámica que se puede ver en el enlace www.rio.hk en todo su esplendor. La capacidad de zoom permite acercarse a los puntos más lejanos de la gigafoto sin perder prácticamente calidad. Se pueden apreciar los detalles del día a día de la urbe carioca hasta lo que todos quieren ver: una garota en Copacabana.
¿No sería maravilloso poder ver así? A mi me encantaría, teniendo en cuenta que veo menos que un gato de escayola. Es `probable que algún día los deficientes visuales, y los que no lo sean, por qué no, puedan recibir algún tipo de injerto artificial electrónico, derivado de los progresos de la fotografía digital, que les permita ver con una agudeza visual asombrosa,

Mientras llega ese día, hay otros avances que podrían revolucionar el tratamiento de las enfermedades oculares graves, como las que afectan a la retina. Recientemente, un equipo de investigadores japoneses, dirigido por Yoshiki Sasai, del Centro Riken de Biología del Desarrollo, en Kobe, halogrado transformar espontáneamente, en cultivos de laboratorio, células madre embrionarias, extraídas de embriones de ratón, en células de la retina, la estructura del ojo más compleja.

La mayor sorpresa para los investigadores fue comprobar cómo las células de la retina se organizaron en una estructura de capas tridimensional que recordaba la cuenca óptica, tanto en su forma como en su composición. Si el experimento se pudiera reproducir con éxito en humanos, serviría para trasplantar retinas sintéticas completas, entre otros tratamientos.

























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada